La educación integral de calidad es un derecho humano y un bien público

Estudiantes-Loyola

  • Es un derecho humano inalienable de todo ser humano.
  • Es necesario para acceder a otros derechos humanos y para disfrutar libertades fundamentales.
  • El Estado está obligado a respetar ese derecho de todos, protegerlo, satisfacerlo y garantizarlo.
  • Es nuestro compromiso para que se haga realidad en todas las personas y sectores sociales; con los rasgos de disponibilidad, accesibilidad, adaptabilidad, aceptabilidad y rendición de cuentas.

Educación integral de calidad significa que formemos personas:

DSC02685

  • Conscientes, que reconocen la dignidad del otro, con libertad y  responsabilidad.
  • Competentes en su oficio y profesión.
  • Compasivas, que identifican y afirman a los débiles y excluidos, que aprenden a reconocer al otro y a hacerse hermanos en el espíritu de “ama al otro como a ti mismo”.
  • Comprometidas en la humanización del mundo, con formación ciudadana que entiende la política y la economía como medios que sirven a la dignidad humana.

Significa que formemos ciudadanos con:

DSC03237

  • Buenos conocimientos y capacidades para el emprendimiento y el trabajo productivo.
  • Pensamiento crítico y creatividad.
  • Valores humanos  vividos, reflexionados e incorporados en esquemas de comportamiento fraternos y democráticos.
  • Sentido de lo público y del bien común solidario.

Es educación para vivir en libertad con responsabilidad social

Para mayor información, invitamos a descargar el Tríptico de la Campaña.

Síguenos en el Twitter @educalidadvzla